martes, 3 de octubre de 2017

Entrevista a Elena Garquin

¡Hola cuquinos!

Reconozco que hacer entrevistas a las autoras cuyos libros me han hecho sentir mil cosas es una oportunidad fantástica, pero que Elena Garquin (autora que se ha convertido en una de las favoritas del público con la editorial Phoebe romántica) me haya hecho un huequecito es... *no hay palabras*. Más aún cuando es una escritora a la que admiro por su manera de escribir, por sus historias, sus personajes y su forma de encajarlo todo.

Elena estudió Derecho en Salamanca, pero mira tú por dónde, se ha convertido en una gran escritora (vocación que le llegó por su gusto por la lectura).

Vive con su maridos y sus hijos, le encanta el cine, el campo y la naturaleza (ya tenemos cosas en común, toma ya). 

Desde su adolescencia escribe, aunque lo dejó al casarse. Sin embargo, ha vuelto a la carga y lleva ya 6 libros publicados.

¿Queréis saber más de ella? ¡Pues seguid leyendo, preciosos!

♥ Entrevista a Elena Garquin 



"No es un secreto que mi alma es de romántica histórica."

AILINA: ¡Hola Elena! Comencemos con una pregunta facilita: has escrito ya 6 libros (¡y los que quedan!), ¿qué te impulsó a empezar a escribir? 

ELENA: Las ganas de experimentar lo que se siente al ser dueña del destino de cada personaje, para poder hacer sentir, y valga la redundancia, al lector lo mismo que yo, siendo lectora. Es una extraña sensación de poder la que te otorga la pluma, sobre el destino de tus protagonistas, más sabiendo lo que vas a provocar en el lector, pero no cambiaría esa sensación por nada del mundo. 

AILINA: ¿Qué haces en tu tiempo libre? 

ELENA: Leer (menos de lo que me gustaría, porque me faltan horas al día), y disfrutar de la vida en general con las personas que me importan. Con mis hijos, mi familia, mis amigos… Vamos, que soy una persona muy normalita. 

AILINA: ¿Alguna vez pensaste en la autopublicación? 

ELENA: Siempre pienso en la autopublicación. Creo sinceramente que es una salida tan válida como la publicación con editorial, pero quizá por desconocimiento al principio, por miedo después, no me haya lanzado a probarla. Eso no quiere decir que no lo haga algún día. De hecho, no lo descarto para nada. 

AILINA: Tu último libro, Tiempo de lobos, salió a la venta en julio. Ha tenido una gran repercusión, Hernán ha conquistado de lleno nuestros corazones, ¿cómo se te ocurrió esta historia y su antecesora, Tiempo de promesas

ELENA: No es un secreto que mi alma es de romántica histórica. Pero tenía ganas de adentrarme en la Edad Media, y encontré en el rey Ordoño, un rey de mi tierra (leonés), un filón sin explotar. Decidí centrarme en las disputas internas que atravesó el reino durante su reinado, en vez de las ya conocidas guerras entre moros y cristianos, y así nació la historia de amor de Jimena y Martín. Suelo además plantearme problemas comunes en nuestro tiempo, para trasladarlos a la época sobre la que he decidido escribir. De ahí que Jimena padezca esa amnesia parcial, que hoy día no pasaría de ser un pequeño contratiempo entendible por todo el mundo, pero que entonces podría costarle fácilmente la vida. El resto lo pusieron Martín, su tenacidad, su corazón de oro y ese amor enorme que le llevó a no para hasta ver cumplida una promesa. Algo parecido me pasó con Hernán. Desde que apareció en Tiempo de promesas, tuve claro que era un personaje con un carisma inmenso y un potencial impresionante. Eso mismo me supuso mi mayor reto. Sabía que las lectoras demandaban su historia, pero no podía ser cualquier historia, sino una que estuviera a la altura de las circunstancias de Hernán. Lo cual no era nada fácil. Tuve que esmerarme especialmente en dotar al personaje de multiples aristas, de contradicciones entre la superficie y el fondo, de conflictos internos que condicionaran su comportamiento con los demás, pero especialmente con Munia, la mujer elegida por él para compartir su vida. Y eso me obligó a crear a una mujer a su altura, emocionalmente hablando. Lo demás, vino rodado porque repetí patrón. Coloqué un hecho del presente (en este caso fue algo mucho más repugnante que un simple episodio de amnesia) en el modus operandi de uno de los personajes de la novela (el villano), y me limité a entrelazar sus vidas con el trasfondo histórico de la época, para terminar dando a cada uno el final que, creo, se merecen. De una manera u otra, los secundarios me han dado un juego increíble, tanto en Tiempo de Promesas como en Tiempo de Lobos. Y de hecho, espero que me lo sigan dando… 

AILINA: Sobre estos dos últimos libros, ¿crees que la literatura romántica histórica está ganando puestos en los últimos años? 

ELENA: Para ser sinceros, creo que se ha estancado en un punto intermedio. Bien sea por los prejuicios (que los hay), bien sea por el miedo a terminar leyendo un tratado sobre historia (que también los hay), la gente tiene demasiadas reticencias a la hora de elegir este subgénero de la romántica para leer. Según mi experiencia como autora, os puedo decir que ni escribo como el Mester de Juglaría por contar una historia de amor ambientada en el siglo X, ni utilizo más documentación de la que necesito para mi fin, que es la trama romántica y la principal. En justicia, creo que la histórica en general (no hablo de mis novelas) se merece un puesto mucho más alto que el que tiene ahora mismo. 

AILINA: De todos tus personajes, ¿a cuál te pareces más? 

ELENA: A todos y a ninguno, jajajajajaja!! Mis chicas tienen muchas de mis virtudes, y otras que me gustaría alcanzar algún día. Si me tuviera que quedar con alguno, quizá elegiría a Beatriz, la protagonista de Tuareg. Su valentía e instinto de supervivencia me impresionaron incluso a mí. Elena, de La heredera, me demostró que el amor no tiene por qué estar reñido con los deseos de conservar los bienes materiales que le correspondían por derecho. Valentina, de Casualmente Valentina, tiene la paciencia que a mí me encantaría tener en muchas ocasiones, para saber aplicarla en su beneficio cuando las cosas se ponen feas con Rafael. Jimena, de Tiempo de promesas, posee la garra y la sabiduría necesarias para emplearla en el momento justo, Carolina, de Boomerang (hasta el momento mi única novela contemporánea) tiene un corazón tan grande que es capaz de perdonar para seguir adelante pasando página. Pero quizá mi personaje femenino más complejo sería Munia, de Tiempo de lobos. Me sorprendió su capacidad de transformación. Cómo pasó del odio al amor paulatinamente, aceptando esos cambios, a medida que maduraba como persona y aceptaba a Hernán en su corazón. Y de mis chicos… Admiro la sabiduría de Tahir, el pundonor de Diego, la socarronería y chulería de Rafael, que no le impidieron reconocer el amor cuando lo vio, la capacidad de Ethan para aceptar las segundas oportunidades por muy maltratado que hubiera quedado con las primeras, la inteligencia, ambición y perseverancia de Martín para alcanzar el objetivo marcado y, cómo no, el desgarro interior, el coraje y la nobleza de Hernán, mi Lobo Gris, para sobreponerse a sus propios traumas a través de los de Munia. 



AILINA: Pregunta obligada de parte de los fanáticos de Tiempo de promesas y Tiempo de lobos… ¿tendrán Félix y Rosaura su historia? ¿Y Nuño? 

ELENA: Sí, la tendrán. Pero será algo complejo, nuevo para mí, puesto que nunca había probado a escribir algo parecido, y necesitaré de tiempo para hilar la trama y, sobre todo, para escribirla de manera que no defraude, como siempre he procurado hacer. 

AILINA: ¿Disfrutas leyendo romántica de la misma forma que la escribes? 

ELENA: No. Siento decir que disfruto mucho más escribiendo que leyendo, y me explico. Cuando leo, soy mera espectadora. Me adentro en la historia, sufro, rio, lloro, suspiro, me enamoro… Le saco todo el jugo a las historias de mis compañeras, pero no puedo evitar diseccionarlas como si fueran ranas. Supongo que será deformación profesional, jajajajaja!! Sin embargo, cuando lo escribo soy parte integrante de esa historia. Una parte tan importante que, sin mí, mis personajes no la tendrían. Soy dueña de su destino, por mucho que ellos me dicten por dónde ir o lo que hacer. Es la sensación de poder de la que he hablado antes. 

AILINA: ¿Qué manías tienes a la hora de escribir? 

ELENA: Ninguna en particular. Solo que haya silencio, mucha luz y, a ser posible, una ventana justo enfrente, para que pueda ver el paisaje en aquellos momentos en los que me quedo ensimismada mirándolo, cuando en realidad estoy perfeccionando alguna escena en mi cabeza. 

"[...] no sé si lo que me está pasando casi constantemente puede calificarse como éxito, pero si lo consideráis así, os diré que la única fórmula que conozco es el trabajo constante. La capacidad de sacrificio para mantenerte pegada a tu historia, dejando otras cosas en un segundo plano. El disfrute total y absoluto de lo que hacemos, escribir, porque para mí es una parte muy importante de mi vida. Y por último, humildad."

AILINA: Defínete en tres palabras. 

ELENA: Sincera. Honesta. Luchadora. 

AILINA: Casualmente Valentina, La heredera y Tuareg son novelas románticas históricas o de época, ¿casualidad, o premeditado este gusto por las historias de época? 

ELENA: Cuando empecé a leer romántica, la inmensa mayoría de novelas que entraban en nuestro país eran históricas y de extranjeras. Supongo que algo de eso habrá en mi gusto por el subgénero. Pero lo cierto es que sigo encontrando en él todo lo que busco en una novela romántica: amor sin condiciones, nobleza, honor, espíritu de sacrificio. Aunque he de decir que últimamente también lo he encontrado en muchísimas contemporáneas… 

AILINA: De hecho, la única novela desarrollada en la actualidad es Boomerang, ¿qué nos cuentas de esta historia? 

ELENA: Es una historia de reencuentros, de citas a ciegas, de segundas oportunidades, no solo en el ámbito del amor en pareja. Ethan Y Caro descubrirán que, pese a todo, a veces es bueno coger de la vida lo que esta te ofrece en el momento justo, sin pararse a pensar si es conveniente o no, para sacarle todo su jugo. Ethan es un veterinario australiano que vive marcado por una jugarreta del destino que le rompió el corazón tiempo atrás. Vive por y para sus animales. Los de la clínica veterinaria y los del refugio que regenta para animales desahuciados. Lo último que espera es que Carolina, una española a la que conoció en Madrid en un viaje que hizo en compañía de su hermano Gavin, y que le marcó para bien, vuelva a aparecer en esa vida tan tranquila y controlada, para desbaratarlo todo. Por su parte, Carolina debe viajar a Australia por motivos de trabajo, y decide hacerlo en compañía de su hermana Maca. Atrás deja una relación moribunda, una jefa imposible y varios problemas familiares que se han ido agrandando a lo largo del tiempo. Encontrarse con Ethan supone a un tiempo su tabla de salvación y el pistoletazo de salida para dar los pasos necesarios hacia adelante. Los dos descubrirán que es posible pasar página para seguir viviendo con la conciencia tranquila. Que se puede perdonar casi cualquier cosa. Que se puede amar de múltiples maneras. 

AILINA: ¿Qué proyectos literarios tienes en mente? 

ELENA: Desde luego, la historia de Félix y Rosaura, aunque de momento está un poquitín apartada. Me apetecía cambiar de registro, descansar un poco de las historias densas, y ahora mismo estoy con una contemporánea fresca, sexy y con mucho sentimiento, que me está ayudando a relajarme. ¿Después? No sé. A dónde el destino me lleve. Puede ser otra contemporánea, otro viaje al siglo X, qué sé yo… 

AILINA: Somos muchos los escritores indie o autopublicados los que luchamos por tener un lugar en las estanterías de los lectores, ¿qué consejo nos das para alcanzar el éxito? 

ELENA: ¿Éxito? Cuando lo alcance os daré la fórmula mágica, prometido, jajajajajaja!! Ahora en serio, no sé si lo que me está pasando casi constantemente puede calificarse como éxito, pero si lo consideráis así, os diré que la única fórmula que conozco es el trabajo constante. La capacidad de sacrificio para mantenerte pegada a tu historia, dejando otras cosas en un segundo plano. El disfrute total y absoluto de lo que hacemos, escribir, porque para mí es una parte muy importante de mi vida. Y por último, humildad. Para saber encajar las críticas de nuestros lectores cero, para aceptar los cambios que, a veces, son necesarios. Y para comprender que, en última y primera instancia, escribimos para los lectores. De ellos son nuestras historias, y sus opiniones, sean positivas o negativas, son nuestro alimento. Sin ellos no seríamos nada. 

AILINA: ¡Muchísimas gracias, Elena, por hacerme un hueco en tu agenda y hacer esta entrevista! 

ELENA: A ti, como siempre!! Ha sido un enorme placer y todo un honor!!

               ➤ Si queréis conocer más sobre esta autora y sus obras pinchad aquí.

¡Gracias por leer, cuquinos míos!

12 comentarios:

  1. Buenas!
    No conocía la autora pero le quiero dar una oportunidad a du pluma
    🐾Te espero por el rincón de mis lecturas, un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Pues es una autora de 10. Escribe fenomenal, y sus libros son geniales.
      ¡Un besazo!

      Eliminar
  2. Muchísimas gracias a ti por la oportunidad. Besazos!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola guapa! No conocía a la autora, pero me ha gustado saber de ella ^^ La verdad es que las portadas de Tiempo de promesas y Tiempo de lobos me encantan *.* No suelo leer libros de este género, pero igual empiezo a darle una oportunidad. Gracias por la entrevista, ha estado genial!
    Un besito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Las portadas son tan atrayentes como las historias que hay dentro, te lo aseguro. Yo le he cogido el gusto a la literatura romántica histórica gracias a Elena Garquin (entre otras).
      Un besazo.

      Eliminar
  4. Hola!!
    No conocía a la autora, muchas gracias por compartir la entrevista.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    No he tenido la oportunidad de leer nada de esta autora pero si he visto muy buenas opiniones sobre sus historias, me llama la atención es su mezcla entre romántica e histórica, esto primero no es por lo que me desencanto normalmente pero lo histórico si me gusta mucho y esa combinación puede ser muy interesante.
    Te ha quedado muy chula la entrevista.
    ßƐS❤S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      A mí la romántica histórica me gusta cada vez más, y de la mano de Elena se disfruta muchísimo :)
      Un besazo

      Eliminar
  6. No conocía a la autora pero lo cierto es que me ha conquistado con la entrevista. Me gusta mucho su forma de ver la vida, su forma de ver la literatura histórica romántica y creo que me ha caído tan bien que no descarto en darle una oportunidad a sus historias y a sus recomendaciones ^-^

    ¡SE MUUUUY FELIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIZ 😊😊💛!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola preciosa!
      Pues tienes que empezar a conocerla porque Elena Garquin es lo más top de lo más top! jejeje
      Yo, menos Tiempo de promesas y Tiempo de lobos, tengo pendientes el resto de sus libros y no tardaré en devorarlos.
      ¡Un besazo!

      Eliminar

¡Gracias por comentar! No te preocupes, ¡pasaré por tu blog a saludarte! :)